El cerebro

El cerebro controla el funcionamiento de todo el cuerpo. Ciertas zonas del cerebro regulan las funciones básicas del organismo, como la respiración, la presión arterial y el ritmo cardíaco. Otras zonas controlan funciones más complejas, como el movimiento, el pensamiento, el habla y la memoria.

Vista lateral de una cabeza en cuyo interior puede verse el cerebro.
Algunas funciones corporales están reguladas por una sola parte del cerebro, mientras que otras están reguladas por varias partes.

Dentro del cráneo

Debajo del cuero cabelludo y el cráneo, una membrana dura (llamada duramadre) rodea el cerebro. Debajo de ella, el líquido cefalorraquídeo acolchona al cerebro y circula por es espacio subaracnoideo. Las arterias aportan sangre oxigenada a todo el cerebro. Si le falta este riego sanguíneo, el tejido cerebral muere rápidamente. El cerebro está formado por aproximadamente 100 mil millones de células llamadas neuronas que le permiten llevar a cabo sus funciones. Algunas funciones corporales son controladas por una sola parte del cerebro. Otras funciones son controladas por más de una parte. En la imagen anterior no figura el prosencéfalo que incluye el tálamo, el hipotálamo y la glándula pituitaria. El tálamo envía impulsos desde los órganos sensoriales a la corteza. El hipotálamo controla el hambre, la sed, la temperatura, la agresión y el impulso sexual; también controla la glándula pituitaria, que controla la secreción de muchas hormonas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.